Videoclip surrealista en stop motion dirigido por Jamie Caliri para la banda estadounidense The Shins. Imágenes inspiradas por el ilustrador Edward Gorey.