El final de The Wall (1982), la soberbia película de Alan Parker, con guion de Roger Waters, contiene esta brutal animación del caricaturista e ilustrador británico Gerald Scarfe, quien también es el autor de la portada del disco homónimo de Pink Floyd (1979).