Largometraje valenciano de Valentí Figueres, a medio camino entre la ficción y el documental, cuenta la legendaria historia de Maxime Stransky, revolucionario, falsificador, productor en Hollywood, estrecho colaborador de  Stalin y amigo de Eisenstein. Actor en el Moscú de los años 20, trabajó también como espía y participó en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial. Aquí tenéis un tráiler de la película.

        El efecto Kuleshov es un fenómeno del montaje cinematográfico que el cineasta y profesor Leon Kuleshov demostró durante los años veinte e influyó decisivamente en  otros cineastas soviéticos como Eisenstein, Vertov y Pudovkin. Fue este último quien le dio tal nombre en un escrito donde explicaba las investigaciones sobre el montaje llevadas a cabo con su maestro.

        Kuleshov probó que en una secuencia el orden de las tomas influye en la percepción y el significado de las acciones de los actores. Recordemos la secuencia de las escaleras de El acorazado Potemkin o la hipnótica El hombre de la cámara.