El animador valenciano Samuel Ortí Martí, que  fue nominado a los Goya 2011 por su corto Vicenta, ha presentado su primer largometraje, titulado Pos eso; el director afirma que se trata de una versión friki de El exorcista, que se ha elaborado artesanalmente, y que es divertida, costumbrista y satánica.

        Cuenta la historia de La Trini, una bailaora de flamenco que abandona los tablaos tras la muerte de su marido. Tiene un hijo demente, Damián, al que los médicos no pueden curar; desesperada, la madre contactará con un exorcista.

        La película ha tardado casi cinco años en crearse, empleando la técnica del stop motion, o paso de manivela, con el modelado de muñecos de plastilina. Reconoce Sam influencias de García Berlanga, de Álex de la Iglesia y El día de la Bestia, y de Santiago Segura, quien colabora en el doblaje de uno de los personajes. En junio, será la única película española a competición en el prestigioso Festival de animación de Annecy.

        He aquí el macking off de Vicenta:

Y este es el tráiler del largometraje Pos eso: