Fantásticos efectos visuales en la película de ciencia ficción Tomorrowland (El mundo del mañana), dirigida por Brad Bird. En ella se recrea un paisaje urbano futurista gracias al uso del croma (bluescreen).