Un making off sobre una película de la saga de Harry Potter. No apto para los que no quieran ver destrozada la magia del cine, pero muy recomendado para enterarse de los entresijos y trucos visuales del séptimo arte. 

        Y este otro de Alicia en el País de las Maravillas (2010), de Tim Burton.