Barry Purves es uno de los más importantes animadores de stop motion ingleses. Con sus cortos ha ganado multitud de premios en importantes festivales de cine animado; en 1992 fue nominado a los Oscar por este cortometraje: