Yuri Norstein es otro virtuoso de la animación cinematográfica. Es autor del mediometraje El cuento de los cuentos (1979), considerado una obra maestra de la animación soviética. Adoptó un estilo personal gracias a la cámara multiplano, filmando una superposición de láminas de vidrio pintadas que, al colocarlas a diferentes niveles de distancia, logra un efecto tridimensional.