Imágenes surrealistas en el último videoclip del grupo Colplay.