El realizador Paolo Gaudio ha creado una sugerente historia donde mezcla personajes reales con animaciones stop motion. El título lo ha tomado de un libro inacabado del filósofo Rousseau, Las ensoñaciones de un paseante solitario.