Encantadores los decorados y delicioso coloreado. El mago Méliès en pleno esplendor creativo.