A finales del pasado agosto se celebró en Teruel un estupenda fiesta del cine: el I Rally cinematográfico, Desafío Buñuel. Durante 48 horas, 6 equipos de rodaje debían rodar sendos guiones en las calles de Teruel y editar las imágenes. Las historias tenían el amor como hilo conductor. Un servidor formó parte del equipo que seleccionó los guiones, de entre 16 que se presentaron. El sexto equipo de rodaje venía de Guanajuato (México) como país invitado, puesto que de allí tomaron el cineasta Pimpi Esteban Juderías (y su 'troupe' de la Fundación Amantes), a través del periodista Javier Millán,  el formato del original concurso. También anduve de voyeur durante los dos días, de rodaje en rodaje, observando y haciendo fotos. ¡Chapó por la organización y por las actividades realizadas en el jardín de la iglesia de San Pedro!

        El premio al mejor corto fue para Ámome, realizado con la técnica del stop motion (foto a foto). Dirigido por María Pulido y Alba Campilla, y protagonizado por Aida Folch, trata de una chica que debe superar sus inseguridades y complejos para conseguir la felicidad. Se rodó en la Fonda del Tozal. En reppublica.it puedes ver un pequeño teaser, pues interviene el actor italiano Vicenzo Sansone.

He aquí un making of de los cortos a concurso.