Las imágenes, sin efectos especiales, de la mítica peli de Tod Browning, The Freaks (1932), siguen sorprendiéndonos. También fue el director de la primera versión de Drácula en 1931. Nacido en Kentucky en 1980 (EE. UU.), se puso a trabajar en un circo desde adolescente, recorriendo mundo, hasta que conoció a D. W. Griffith, el padre del relato cinematográfico, y comenzó él mismo a dirigir pelis. Al final, se hartó del inestable mundo del cine y se fue a vivir a Malibú, donde murió en 1962.

        En este montaje del grupo Cinefamily se da a entender que es una peli de terror, cuando realmente es muy tierna.

        En 1936 realizó un film fantástico, Muñecos infernales (The Devil Doll), del que podréis encontrar un fragmento maravilloso en el canal de televisión digital TCM (Turner Classic Movies). Y también este lo es:

        ¡Que viva el croma!