Primer cortometraje de Rodrigo Blaas como director. Este animador español, afincado en California, trabaja desde 2002 en la compañía de animación por ordenador Pixar, y ha participado en varias de sus divertidas producciones audiovisuales, como Buscando a Nemo, Ratatouille y Up.

Son apenas cinco minutos, pero crearlo ha llevado más de tres años.