Este técnico de efectos visuales desaparecido hace unos días fue el prestidigitador de algunas de las mejores películas del cine español reciente. Es el responsable de que nos parezcan tan reales las explosiones, caídas, y escenas de riesgo de la serie tv Curro Jiménez y de largometrajes como: ¡Ay, Carmela!, Beltenebros, Días contados, Tierra, Abre los ojos, Los abrazos rotosEl día de la bestia, El laberinto del fauno, Balada triste de trompeta y las muy actuales Oro y Zona hostil. También participó en producciones internacionales como Los señores del acero, del holandés Paul Verhoeven, rodada en parte en el castillo de Belmonte. Recibió en nueve ocasiones el premio Goya a los mejores efectos especiales.
        El especialista Reyes Abades, de origen extremeño, también fue quien ideó la flecha que encendió el pebetero en la inauguración de los juegos olímpicos de Barcelona '92. El programa Días de cine le ha dedicado un reportaje en el último programa. Y en Atresmedia se puede ver un esclarecedor making movie de una escena de Oro. También LaSexta ha resaltado sus conseguidos efectos especiales. Y en hoy.es puedes ver un vídeo donde se hace un rápido recorrido de algunos de sus trabajos.
        He aquí una entrevista que le hicieron hace pocos años: