“Sei un ballerino sul ghiaccio sottile…”. Regresa una y otra vez esta hermosa canción para arrullarnos el alma. Música entrañable de los Dire Straits para unas imágenes oníricas de Francesca. La frase del título, “Amor por encima del oro”,  está inspirada en un grafiti que Mark Knopfler vio una vez escrito en las paredes de Londres.