Segundo de Chomón y Julienne Mathieu, acompañados de su troupe turolense, visitaron entre del 13 al 15 de septiembre Canet de Mar, localidad próxima a Barcelona, durante una feria modernista, para filmar una danza serpentina interpretada por su cuñada France.