La película de animación del del director español Sergio Pablos era candidata a los Óscar, pero finalmente ganó Toy Story 4.