El famoso cuadro de Edvard Munch, El grito, animado por Sebastian Cosor y con música de Pink Floyd.