Perdí mi cuerpo es un curioso largometraje francés de animación que recibió una mención del jurado en el Festival de Annecy del año pasado, y además, el premio a la mejor música original. Ganó un César al mejor film animado y fue nominada a los Oscar. Es una maravilla. He aquí un tráiler del filme:

También te puedes entretener escuchando esta explicación de su desconcertante final:

El protagonismo de la mano en este film nos hace recordar a Cosa, el gracioso personaje de La familia Addams. También está la mano masturbatoria de El perro andaluz, de Luis Buñuel, y en otro film del mismo director, El ángel exterminador, uno de los personajes sueña con una mano inquieta; incluso, nos hace pensar en el microrrelato de Julio Cortázar “Las líneas de la mano” (que apareció en su libro Historias de cronopios y de famas):