El arte callejero, o street art, se sirve de la técnica del stop motion para ofrecernos inquietantes animaciones. Su realizador es un artista italiano que se hace llamar Blue.