Fantásticos clips operísticos sobre La Flauta Mágica de Mozart con una imaginativa puesta en escena que nos recuerda a las pelis de Segundo de Chomón. La animación cinematográfica de las proyecciones interactúa con actores en vivo (el grupo de teatro británico se llama 1927). El director es el australiano Barrie Kosky. Pura magia.