El pionero Segundo de Chomón debió de ser uno de los primeros en emplear el rotoscopiado, técnica cinematográfica que consiste en dibujar o rayar sobre una película ya grabada. En El hotel eléctrico (1908) Chomón creó un efecto como de chispazos al trazar unos rayotes en la máquina que manipula el conserje borracho del hotel donde se aloja el matrimonio protagonista. Un accionamiento equivocado de la moderna máquina provoca que todos los muebles y objetos de la habitación se desbarajusten y cambien de posición de forma descontrolada generando el caos.

Pero fue el norteamericano Max Fleischer quien patentó la rotoscopia en 1917, al emplear fotogramas de cine capturados de la realidad para usarlos como referencia al dibujar animación. Polifacético judío de origen polaco, fue el creador del personaje de Popeye y Betty Boop, fundó una productora de dibujos animados y cortometrajes; también fue pionero en acompañar música sincronizada a dibujos animados, en 1924.