El genial Steve Cuts sigue haciendo de las suyas.