Cortometraje chomoniano rodado en septiembre del año pasado entre Canet de Mar y Teruel por la troupe modernista de la Fundación Bodas de Isabel, acompañado por una deliciosa música original compuesta e interpretada al piano por Frankcho Gallego.

El argumento es el siguiente: Una joven llega a la ciudad para compartir sus ilusiones y fantasías; pero agotada, es vencida por el sueño. Cuando la muchacha despierta, la magia todavía está ahí.

Los componentes del cortometraje en Canet de Mar (septiembre de 2019)