Este cortometraje fue rodado presuntamente por Segundo de Chomón en un viaje que realizó a Teruel en 1912.