Shahin Sepehri, un joven iraní estudiante de cine, ha recogido en este corto animado escenas de algunos de los largometrajes más célebres del siglo XX y XXI al compás de una melodía de vals, con películas como Nosferatu, El graduado, El club de la lucha y Taxi Driver, entre otras.