Cortometraje de Israel López Escudero sobre una joven española (Kika Miró) que viaja Nueva York para recorrer y fotografiar los lugares que su padre hubiera querido plasmar en un diario pero no pudo ser porque murió en los atentados de las torres gemelas, en 2001. Hay sorpresa final.